La Bestia | Alex Flinn.

La Bestia | Alex Flinn.


LA BESTIA (Beastly)
Alex Flinn
269 PÁGINAS | EDITORIAL VERSÁTIL

 "Una bestia. No soy exactamente un lobo, ni un oso, ni un gorila, ni un perro, sino una criatura nueva y horrible que camina erguida. Una criatura con colmillos y garras y con pelo en todos los poros de mi cuerpo. Soy un monstruo. ¿Crees que esto es un cuento de hadas? Para nada. Sucede en Nueva York y sucede ahora. No es una deformidad, ni tampoco una enfermedad. Y me quedaré así -condenado- a menos que pueda deshacer el hechizo. Sí, el hechizo que me lanzó la bruja con la que iba a clase de inglés. ¿Por qué me convirtió en una bestia que se oculta durante el día y sale a merodear por las noches? Te lo contaré. Te contaré cómo solía ser Kyle Kingsbury, el chico que te gustaría ser, con dinero, el físico perfecto y la vida perfecta. Y después te contaré cómo me convertí en la perfecta... Bestia. que se desarrolla en Nueva York."



RESEÑA LITERARIA ACERCA DE LA NOVELA.


Yo estaba CONVENCIDÍSIMO de que Alex Flinn era un hombre. Debe ser el nombre, que me engañó. La joda es que hace relativamente poco que descubrí que es una señora (cuac).

Bueno, este libro llegó a mí hace un par de años, me encantan las historias Bella-Bestia-related porque son mi perdición (si conocen cualquier libro que tenga una idea similiar, me encantaría recibir recomendaciones :D) y no me pude resistir. Aunque la premisa parecía muy simple, me encontré con que muchos conocidos míos hablaban bien de la historia y me animé a leerlo. Quedé encantada, debo decir, porque aunque por encima parece muy típico, resulta que no lo es. Veamos.

Esta es la historia de Kyle Kingsbury, un chico que lo tiene todo y que no tiene nada que envidiarle a nadie en ningún aspecto. Es perfecto, con la gran excepción de que tiene un carácter de mierda y es un engreído de primera. Empezaste mal. Como no puede ser de otra manera, Kyle decide jugarle una broma a cierta chica gótica de su instituto, pero le sale tan bien que la chica se descubre como una "bruja" y lo maldice convirtiéndolo en un monstruo peludo. Literal y figurativamente. Tiene que dejar de ir a la escuela y su propio padre lo evita, sus amigos poco a poco van dejando de interesarse por él, su novia perfecta lo abandona. Para paliar esta enorme vergüenza, Kyle se recluye en un penthouse en el quinto pino de Manhattan, donde, acompañado únicamente por un profesor ciego, se refugia en una nueva afición: terminar el instituto libre y cultivar rosas.

Hasta aquí, todo normal. Es como el re-telling moderno de La Bella y la Bestia pero contado por la Bestia y con un poco más de antecedentes, que te ayudan a entenderlo a él. Incluso la parte de cómo la Bella (que aquí se llama Lindy) entra a su vida es bastante parecida a la historia original. Ahora, lo verdaderamente novedoso y que a mí más me gustó del asunto, es que la mayor parte del relato ocupa a Kyle y su interacción-evolución con un grupo de desconocidos a través de un chat de "personas encantadas" como él. Es muy divertido, sus conversaciones son geniales. Por supuesto que estos amigos le ayudan a llegar hasta la pobre y aterrorizada Lindy y abrirse paso en su corazón, poco a poco, de una manera más bien tierna y natural. Muy lindo.

Es una historia romántica y técnicamente, no les estoy spoileando nada porque seguro ya conocen la historia de la Bella y la Bestia, así que saben cómo acaba y todo. No aporta muchas novedades al género excepto de la traslación del cuento medieval a un escenario urbano, así que no esperen grandes sorpresas, como les decía, es bastante lineal respecto de la historia original. Además, la escritura de Flinn es concisa y no da vueltas innecesarias (o no muchas) pero al mismo tiempo te permite disfrutar de cada momento con el debido detenimiento. Aquí termina esta reseña literaria.

Ahora, hablemos de la adaptación fílmica de 2011.


La película no me gustó para nada. Empezando por la elección de la actriz para Lindy (Vanessa Hudgens), porque con el Kyle de la película (Alex Pettyfer) podía lidiar. Se comen partes importantísimas, tergiversan un montón de cosas, incluso el maquillaje de Bestia!Kyle no era para nada lo que esperaba, ni tampoco interesante. Teniendo la excusa de que una bruja lo maldijo, ¿qué les costaba convertir a Alex en el "monstruo peludo" que debía ser? No, en cambio, lo cubrieron de cicatrices y tatuajes de tallos de rosa con espinas. Que en otro contexto quizá me hubiera gustado, pero no me gustó nada. Me dio la impresión de que quisieron hacer un blockbuster con dos pesos de presupuesto respaldados por el éxito de la novela y de otras fórmulas similares (por ejemplo, la primera de Twilight... está considerada una producción de muy bajo presupuesto). De más está decir, aparte, que Kyle y Lindy tenían cero química y acaso lo único que respetaron fue el personaje del profesor ciego de Kyle (y sus frases épicas) y la peculiaridad de Kendra, porque...

En fin, me pareció una adaptación bastante mala. Una pena terrible.


Pero, volviendo al libro... en resumen: muy bueno, ligero, divertidísimo y sobre todo, refrescante. Con un ritmo tranquilo e introspecciones hilarantes por parte de Kyle, se pasan muy buenos momentos disfrutando de "un cuento viejo como el tiempo" que ya conocemos de principio a fin, pero con una mirada novedosa y entretenida.

¿Lo leíste? ¿Me recomiendas algo similar o del género? No importa si es YA o RA, me interesa leer tu comentario.

0 comentarios :

Publicar un comentario